Icon Phone(222) 583 20 80

Posted | 0 comments

¿Para qué? Realmente ¿para qué?

¿Para qué? Realmente ¿para qué?

Misión, ¿para qué estás en el negocio en el que estás? ¿recuerdas por qué iniciaste el negocio? ¿Cómo quieres que contribuya a la sociedad tu empresa? ¿Cómo contribuye a tu equipo, tu empresa? Aquí estás creando la herramienta que te va a ayudar a dejar un legado a través de tu empresa.

Visión, ¿dónde quieres que tu empresa este en cinco, diez o quince años? ¿Cuál es el legado que vas a dejar a través de tu empresa? La herramienta que creaste ¿cómo se va a usar y cuál va a ser el proceso transformacional que va a hacer?

Quiero alejarme de las recetas que nos dicen que son misión, visión y valores; quiero hablar más de lo que mueven en tu organización y de lo que mueven dentro de ti. ¡Quiero que soñemos!

Si ya creaste tu misión y visión o tienes algún bosquejo, te invito a que lo revises, pero que uses todo tu ser y valores qué tan bien sientes que quedó.

Cuando las lees, ¿las sientes en tu estómago? ¿Sientes la emoción de lo que vas a lograr?

Probablemente lo primero que sientas es miedo, un miedo limitante: “No es posible que se pueda hacer algo tan grande”. “¿Cómo mi empresa lo va a lograr?”. ¿Identificaste el miedo? ¡Hazlo, no temas! ¡Encuéntralo, enfréntalo! Identifica cuáles son las limitantes, anótalas. Ahora ¡hazlo a un lado, recházalo! Busca más, está dentro de ti, que tu estómago sienta la emoción de lo que quieres lograr, siente el vacío de la emoción del emprendimiento tan grande que estás haciendo, imagina todo lo que vas a lograr. La contribución a la sociedad, el sentido de orgullo que te embarga en este momento es el que tu equipo puede sentir, sigue escarbando dentro de ti.

Te darás cuenta que ahora es tu corazón el que siente la emoción, porque ya estás pensando a estas alturas en todo lo que va a proveer tu empresa a todos aquellos que se relacionen con ella. Probablemente ya empiezas a pensar en tus seres queridos, en todo lo que quieres que ellos obtengan a través de tu empresa, la seguridad en los diferentes niveles que les vas a legar. También en tu equipo de trabajo, estabilidad laboral, sentido de pertenencia, etc. A estas alturas tu cabeza ya está involucrada, ya estás dimensionando los beneficios que creará tu empresa más allá de lo económico.

¡Felicidades! Si lograste que el vacío de tu estómago creara sinergia con la fuerza de los latidos de tu corazón, ahora probablemente sientes que tu mente está llena de energía, listo para lograr plasmar en palabras esa visión y misión; te sentirás a estas alturas pleno, sentirás que todo tiene sentido, que estás listo para enfrentar los retos diarios que significa ser empresario.

Permíteme a estas alturas ser muy holística, quiero hablar del alma; no sé dónde está, no sé si quiera si existe, pero cuando logres esta sinfonía de emociones que pasan por tu estómago, el corazón y la mente, al conectar estos tres por un sólo motivo, sabes que existe, es palpable. Ahora estás hilando fino, estás dotando a tu empresa de alma.

Imagínate la fuerza que vas a tener con tu equipo cuando comuniques tu misión y visión, vas a hablar con tu boca motivada por tu mente, pero tu corazón se va a emocionar al recordar todo lo que están haciendo y finalmente tu estómago va a reaccionar, con ese vacío que el amor nos hace sentir, los vas a enamorar de tu proyecto.

Los que se enamoren del proyecto ¿cómo crees que lo van a comunicar? ¿Cómo crees que van a hacer sus labores diarias si son contribuyentes a ése gran sueño?

Ahora crea los valores de tu empresa, no sólo escribas el adjetivo, vuelve a vivir el proceso y desarrolla un enunciado corto y poderoso que ayude a todos a entender ¡por qué es importante ese comportamiento! ¿Cómo las actitudes van a contribuir para que esa misión tan poderosa se logre? ¿Cómo las habilidades van a apalancar a la visión para que suceda en el plazo de tiempo que planteaste?

“Los negocios sin corazón no son negocios sólo transacciones.”

Recuerda, nunca es tarde para entrar en Acción.

por ActionCOACH
Abril Morales | México
 

¿Te gustaría más información? | Solicita una sesión coaching de cortesía | Clic aquí.

Publica una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

footer action coach
botton Close
Inscríbete a nuestro
BLOG
Suscribete boletin
Inscríbete a nuestro blog