Estimados dueños de negocio, en mi experiencia como un ActionCOACH generalmente los principales esfuerzos que ustedes requieren al inicio de un programa de Coaching es generar mayores ventas, rentabilidad y tener un buen control de los indicadores financieros de su negocio. Y por supuesto, su importancia es en efecto tan relevante en muchos casos que de inmediato nos enfocamos en establecer las estrategias y acciones necesarias para, en conjunto con la opinión de ustedes, poder cubrir esas necesidades en el corto plazo. Todo ese esfuerzo inicial, nos brinda sin duda la tranquilidad de mantener un negocio que genera flujo de efectivo, rentabilidad y a ustedes enfocados y con el dominio financiero apropiado para tomar decisiones más eficaces para hacer crecer su empresa. Sin embargo, quisiera en esta oportunidad destacar el poder de ese activo tan valioso, necesario y no menos importante como lo es El Equipo; La Gente que conforma la estructura organizacional y que hace que las cosas pasen…

Mucho se ha dicho de este eslabón de la estructura empresarial, la importancia del Equipo Humano es tal que hay un sinfín de estudios al respecto con el objetivo de maximizar su potencial y así alcanzar mayor productividad en el negocio. En ActionCOACH, por ejemplo, el Equipo representa uno de nuestros 6 Pasos para alcanzar grandes resultados. Y es que el factor Gente es por naturaleza preponderante en toda relación de índole interpersonal o comercial, fundamentalmente porque cada persona es única, con pensamientos, habilidades, destrezas, comportamientos y experiencias individuales, y que si sabemos identificar y desarrollar en las posiciones adecuadas potenciaremos los resultados de la empresa.

Es importante en consecuencia dedicar tiempo y esfuerzo en conocer a su Equipo; evaluar qué tan entrenados y motivados están para alcanzar las metas de la organización, si están en los roles correctos, cuáles son sus expectativas individuales de crecimiento, qué tan eficientes son trabajando en grupos, etc. Es igualmente importante, en ocasiones, preparar a los líderes de la organización con el proceso de manejo del Equipo, ya que es una tarea fundamental para alcanzar un liderazgo adecuado y que no necesariamente es una habilidad que todo líder posee. Una política efectiva que pueden usar para valorar al Equipo es hacerles partícipes del diseño de las metas y los objetivos estratégicos de la empresa. He tenido la oportunidad de participar en reuniones o talleres de trabajo con muchos dueños de negocios en donde se involucran directamente a los trabajadores que ejercen cada proceso con el fin de oír sus opiniones para mejorar los resultados de un área u organización y he podido constatar cómo de inmediato se motivan porque son tomados en cuenta y con su conocimiento detallado y profundo de los procesos aportan con acierto y compromiso las posibles e innovadoras soluciones que ellos consideran se deben aplicar y que en muchos casos efectivamente logran los resultados esperados.

Las organizaciones que invierten recursos en entrenar a sus Equipos, en motivarlos y mantenerlos comprometidos con los objetivos, en escuchar abiertamente y sin prejuicios sus opiniones, en darles libertad para desarrollar nuevas ideas e innovar y en reconocer la importancia que tienen para el desarrollo y beneficio del negocio, estarán construyendo una organización cuyo futuro será sin duda la mejora continua y el crecimiento sostenido de la misma.

Por lo anterior, estimados dueños de negocios, les invito a brindarle la importancia que se merece EL PODER DEL EQUIPO en el crecimiento de su empresa.