Uno de los desafíos mas grandes que cualquier dueño de negocio tiene es la contratación de las personas adecuadas para el trabajo. Esto puede suceder cuando un empleado deja su puesto sin previo aviso. El dueño de negocio a continuación, entra en “modo de lucha” tratando de contratar a “cualquier persona” para llenar el vacío dejado por el empleado que se marchó. Muchas veces en este tipo de contrataciones los resultados son desastrosos. Así que, ¿cómo superar este problema? Al utilizar el “Concepto Bullpen”.

Permítanme ilustrar. Es la parte inferior de la 7ª entrada y el lanzador abridor ha puesto un par de hombres en base y puede estar cansado. ¿Qué es lo primero que hace el mánager? Es correcto, llama hasta el bullpen para conseguir un lanzador de relevo que haya estado en calentamiento. El mánager sale al montículo, da una charla al lanzador (picher), y vuelve a la cueva (dugout). Si el lanzador lo hace bien, los relevistas en el bullpen vuelva a sentarse. Sin embargo, si el lanzador abridor continúa luchando, el manager viene desde el bullpen y sustituye al lanzador abridor con un lanzador de relevo fresco.

“Siempre Estar Reclutando”

Ahora vamos a traducir esto en su negocio. Cuando usted tiene un empleado que está luchando o no fiable, esto pone una cantidad extra de carga para su negocio. Usted los entrena, motiva, pero nunca acaban de mejorar. Sin embargo, sin un respaldo estable de candidatos potenciales en su “Bullpen” usted está a merced de su empleo. Ahora imagine si estuviera continuamente entrevistando para talentos en su negocio, incluso si usted no tiene una plaza específica? A continuación, tendría un “Bullpen” de los posibles futuros empleados que se podrían llamar y contratar si surge la necesidad rápidamente. Uno de mis lemas favoritos es SER “Siempre Este Reclutando”.

Le voy a dar una historia de la vida real. Un fontanero comercial estaba teniendo un momento difícil con los empleados no confiables que se mermaban y perturbaban su negocio. Sabían que podían hacer eso ya que el dueño no tenía otra opción, pero los mantenía a bordo con el fin de conseguir terminar los trabajos. Entonces empecé a tener al dueño de negocio continuamente entrevistando a fontaneros a pesar de que no tenía una plaza abierta. Unas semanas más tarde uno de sus fontaneros no se presentó para el trabajo. Hice que revisara su bullpen y después de un par de llamadas él consiguió un reemplazo para el fontanero. Varios días después, el antiguo empleado regresó esperando que su trabajo estaría allí. Para su sorpresa, encontró que había sido reemplazado. Esto también envió un mensaje al equipo, ya no podían salir con bajo rendimiento,  por lo que el absentismo cayó drásticamente.

¡Recuerde que debe desarrollar su bullpen, y SER!

Nunca es tarde para entrar en Acción: +52 (222) 583 20 80.